7 hábitos de pastores experimentados

Han estado en su iglesia actual por lo menos diez años, y a menudo, por mucho más tiempo.

Han perseverado. Han servido a varias generaciones de las mismas familias.

Han experimentado los altibajos del ministerio. Y no han sucumbido a los “cantos de sirena” de las iglesias más atractivas.

He estado siguiendo a estos pastores de larga duración durante años. Y he visto constantemente siete patrones o hábitos en sus vidas. Sin duda, estos hábitos no son exclusivos de los pastores experimentados. Pero parecen ser más consistentes entre pastores que han estado en una iglesia durante al menos diez años.

  1. No dejan de pasar un día sin orar o leer la Palabra. Son realmente pastores según Hechos 6:4. Se niegan a sucumbir a la tiranía de lo urgente. Tienen la oración y la lectura de la Biblia como una prioridad en sus agendas. Por lo general, temprano en la mañana. Son capaces de seguir adelante ya que están alimentados todos los días.
  2. Saben que los mosquitos son mosquitos. Así que son capaces de mirar más allá de las críticas momentáneas y de las pequeñas molestias.
  3. Oran por sabiduría. Me sorprende y anima descubrir cuántos pastores experimentados incluyen la oración de Santiago 1:5 en su vida de oración.
  4. Sueñan en grande. Son pastores que no están satisfechos con el status quo. Realmente creen que sirven a un Dios que tiene planes más grandes de lo que pueden imaginar en sus propias fuerzas.
  5. Buscan intencionalmente ver lo bueno en sus propias iglesias. Eso les ayuda a no caer en la trampa de creer que lo mejor siempre está en la próxima iglesia.
  6. Mantienen un enfoque hacia el exterior. Los pastores que difícilmente están satisfechos son pastores miserables o pastores que van de salida. Los pastores experimentados toman la amonestación de Pablo a Timoteo en serio. Hacen trabajo de evangelista (2 Tim. 4:5).
  7. Se encargan de sus familias. Saben que sus familias son lo primero en el ministerio. De hecho, captan claramente que no pueden liderar a sus iglesias a largo plazo a menos que se ocupen de sus familias (1 Tim. 3:5).

El pastor a largo plazo camina en la dirección correcta hacia un ministerio saludable y fructífero.

Publicado originalmente por Thom Rainer. Traducido por Casian.

Thom S. Rainer es el presidente y CEO de LifeWay Christian Resources. Antes de LifeWay, sirvió en el Seminario Teológico Bautista del Sur durante 12 años, donde fue decano fundador de la Escuela de Misiones y Evangelismo Billy Graham.

Marcar el enlace permanente.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *