Cómo mantener la Iglesia viva | Augustus Nicodemus

Por: Augustus Nicodemus

Uno de los pasajes más dramáticos de la Biblia es Isaías 1: 10-20, donde el profeta reprende a la Iglesia del Antiguo Testamento, llamando a sus líderes de príncipes de Sodoma y Gomorra, ciudades famosas por la devastación e iniquidad. El pueblo de Dios se había corrompido al punto de que Dios no tuvo más placer en recibir el culto y la adoración de él. Desgraciadamente, este cuadro de decadencia y corrupción de la Iglesia de Dios en este mundo se ha repetido muchas veces a través de la historia. En estos períodos el pueblo de Dios se enfría en su fe, endurece el corazón, persevera en el pecado y sirve de pésimo testimonio al mundo.

Continue reading